Razón 3: TOMA DE DECISIONES ¿Cuál es el coste de equivocarse?

La vida está llena de decisiones, nos pasamos la vida tomándolas y somos las decisiones que tomamos, el tema es que, en la empresa, un entorno más complejo, las decisiones suponen errores y aciertos, asociadas directamente a costes, ingresos y resultados.  La toma correcta de decisiones implica la correcta orientación del negocio e incluso la supervivencia.  Esto nos hace tener que plantearnos como mejorar en la forma en que decidimos. 

“El dinero no toma las decisiones, tú lo haces” Dave Ramsey

¿Cómo tomas decisiones? Cuando tenemos que tomar decisiones importantes, nos planteamos buscar la información que necesitamos, el tema es como hacerlo para que sea lo mas efectivo posible.  Esta demostrado que para tomar buenas decisiones es importante que nos concentremos en pocas variables, bien trabajadas y de calidad. Tendremos que descartar todo lo que supere mas de cinco o siete, ya que al final solo provocaran ruido y no aportaran, al no ser determinantes. A esto habrá que sumarle un poco de intuición.

Vivimos en un mundo cada vez más lleno de sensores, comunicación y datos y en la actualidad la tecnología permite ordenarlos, leerlos y comprenderlos.  Esta se convierte en una herramienta muy potente para complementar las decisiones que necesitamos para conseguir nuestros objetivos.   No es necesario saber exactamente lo que va a pasar, pero tenemos que tener las mejores herramientas para conseguir un buen sentido de orientación.

Cuando tomamos decisiones tenemos una herramienta que se llama intuición, que nos permite tomar decisiones rápidas y aunque no sepamos porque, pero conseguimos que sean bastante acertadas.   El problema es que para cultivar una buena intuición necesitamos pasar por muchos errores y experiencias.   

El business Intelligence implantado por nuestro personal técnico de Fiscosur, con una alta experiencia en empresas de distintos sectores, que permite al empresario conseguir un sistema de información analítico capaz de potenciar al máximo la mejor de las intuiciones, forjada al largo de decenas de años. El técnico conoce las variables clave del negocio y cómo incidir en ellas y es capaz de evaluar su evolución hacia los objetivos marcados.

Fuente: http://bit.ly/2RoX4z9